CMAyud

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Valle de Izas 15/1/2012 Ruta Jacobea

E-mail Imprimir PDF

Aunque las condiciones de esta temporada son malas por la falta de nieve, Juanote y Carlos Ara nos acercamos al Valle del Aragón. El Pico del Aguila apenas tenia una macha de nieve, así que decidimos acercarnos al Valle de Izas, aun sabiendo que las posibilidades de encontrar hielo eran escasas. Ver fotos en esta Picasa Ver video en youtube

rutajac2012_0
rutajac2012_0 rutajac2012_0
rutajac2012_2
rutajac2012_2 rutajac2012_2
rutajac2012_3
rutajac2012_3 rutajac2012_3
rutajac2012_5
rutajac2012_5 rutajac2012_5
rutajac2012_6
rutajac2012_6 rutajac2012_6
rutajac2012_7
rutajac2012_7 rutajac2012_7
rutajac2012_9
rutajac2012_9 rutajac2012_9

Todo el valle estaba practicamente sin nieve. Sólo placas de hielo que dificultaban mantener el equilibrio por el camino de acceso que sigue el GR. El agua corría ruidosamente por el fondo del barranco. La temperatura nos hacía sudar. Malas sensaciones para escalar en hielo. La gran ventaja es que el sol nunca asoma por estos contrafuerts donde se forman las cascadas del Valle de Izas. La llegada fue decepcionante: apenas una mancha de nieve era el cono de salida en Ruta Jacobea. La colgada estaba muy colgada al menos a dos largos del suelo y Notre Dame no estaba mejor. Bueno ya sabiamos que esta situación era la más probable. Así que al menos nos acercaremos a ver si hay algo de hielo en el fondo de la profunda grieta y se puede intentar algo. Así fué. Algo intentamos. Tras encontrar un lugar donde anclar una reunión, fui subiendo primero por un resalte con hielo duro y fino: apenas se podía colocar la mitad del tornillo, pero aguantaban. Con frecuencia el hielo estallaba y la sensación era que se podia desanclar de la roca. Una pequeña campa de nieve y luego un nuevo resalte con escaso hielo. Así que por la izda, junto a la pared y en una especie de dry tooling se supera unos bloques empotrados. Otro resalte de nieve dura, pero que en el centro no aguantaba el peso, por lo que había que apoyar entre la roca y el borde de la nieve y no fiarse mucho. Y a mitad de este primer largo, el resalte deja entrever una cueva, con una salida vertical y sin hielo. Sólo a la derecha se ve una lengua fina de hielo, en la que apenas se puede meter un tornillo. Un magnífico clavo se veia desde allí, pero a unos 4 metros por encima de nosotros¡¡¡ Así que tras asegurar con dos Aliens y sobre un cordino viejo - a alguien ya le pasó lo mismo - montamos un rapel, aunque intentando destrepar por si acaso. Y para abajo. Nos acercamos un poco más al fondo del valle para ver el cono del primer largo de la magnífica L'eau de l'eau: un conjunto de estalactitas chorreantes que dejaban ver el musgo por debajo era todo lo que había, y los indicios de la autopista del tercer largo. Bueno al menos hemos visto el valle, que nos encantó por su soledad, y otra ver será.

Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Última actualización el Sábado, 04 de Febrero de 2012 10:29  

Busqueda por propiedades