CMAyud

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

CANAL ROYA 3/3/2002

E-mail Imprimir PDF

La meteo había sido mala durante toda la semana y una tras otra todas las previsiones para el domingo nos lo ponían bastante mal. A pesar de todo un nuevo aplazamiento, hubiese sido el tercero, nos parecía excesivo para un objetivo ni ambicioso ni complicado.

Carlos y Juan, como yo, tenían ganas de salir al Pirineo y estábamos mentalizados para una actividad con nieve o mala visibilidad. Solo abandonaríamos si nos tuviésemos que enfrentar a la lluvia. Durante la semana había nevado y al parecer el riesgo de aludes era muy alto, 5 sobre 5 en la escala.

El domingo no empieza bien, Carlos y yo nos quedamos dormidos y Juan nos tiene que esperar durante media hora en la calle. Hace frío y todo esta despejado. En una foto de meteosat que había visto el día anterior en tele 5 el frente que afectaba al Pirineo se había desplazado hacia el este pero no me atreví a pronosticar nada.

El viaje discurre como siempre, risas, comentarios de montaña, de todo lo demás y el que puede hasta se duerme. El tiempo sigue bueno y frío pero sigo sin atreverme a decir nada. Espero y al subir  Monrepos la vista es del todo esperanzadora. Un día frío, soleado y con mucha nieve nos espera para que hagamos con el lo que queramos. Como otras veces entre curva y recta localizamos montañas, hay una gran claridad. Vemos el Cilindro, Monte Perdido y Sount de Ramon, la brecha y el Taillón y muchos mas.

La carretera esta limpia y sin problemas llegamos al aparcamiento que esta cubierto de nieve. Tenemos que tirar de pala para poder aparcar. Salimos del coche, para mi el momento mas difícil del día, el termómetro marca  -7º.  Mientras nos preparamos no dejamos de mirar a todos los sitios, “ mira el Midi” “el valle y el collado están con mucha nieve” “menos mal que hay huella” “ que día mas bonito y no hace nada de aire” “ Y nos lo queríamos perder”.

Todo listo, nos subimos a los esquís y a las raquetas y después de cruzar el río seguimos una huella que no es la principal pero que evita las laderas del margen izquierdo del valle. La nieve esta muy suelta, hay una capa de nieve recién caída, los esquís se hunden. Poco a poco subimos por una huella de esquís de bajada hasta que en una zona no expuesta cogemos la huella principal. El blanco es intenso hacia tiempo que no lo veía.

Después del algún problemilla con las focas llegamos al collado, la última vez la visibilidad era nula pero hoy es diferente. Nos encontramos con la imponente cara norte-noreste del Anayet, esta muy cargada de nieve. Hacemos fotos y al momento oímos un ruido, un alud esta cayendo por la cara noreste del Anayet formando una bonita nube de polvo. Es pequeño y esta lejos pero impresiona.

Hoy debido a la gran cantidad de nieve, las cascadas no están tan espectaculares. El hielo se esconde detrás del manto de nieve. Decidimos dejar todo en el collado , bajar listos para escalar y descender directos al collado cuando terminemos la vía. Empiezo el descenso por delante, hay una gran huella y unas laderas con pendiente y muy cargadas de nieve. Sin querer me acuerdo de las clases de Física de COU cuando hablábamos de energías potenciales y cinéticas y pensando en la gran energía potencial que hay en esas laderas de nieve y deseando que no se transformen en e. cinética.

Me coloco en la base del primer largo de la vía, “Opera Prima II/3” siento alguna duda pero había venido a esto. Quiero hacer mi primer largo de primero. Llegan Juan y Carlos , les comunico mi decisión y empezamos. Me coloco los tornillos y las cintas  y empiezo golpe de piolet, otro piolet y patadas con los crampones. Mi objetivo es subir tranquilo y ahorrar todas las fuerzas que pueda.

Llega el momento de colocar el primer tornillo, me sitúo clavo bien los piolos y saco la mano derecha de la dragonera. Cojo un tornillo y comienzo a girarlo pero aunque entra sin problemas lo saco con facilidad tirando. Momento de duda, cojo otro de mayor diámetro y este si entra bien y hace la fuerza necesaria contra el hielo. Mas tranquilo sigo golpeando el hielo y subiendo con tranquilidad. Llego a la repisa y la reunión de la vez anterior esta cubierta por la nieve. Veo a la derecha un muro con grietas y sin pensar voy directo a ellas. Un friend, una uve, un extraplano y un buen triangulo de fuerzas componen una reunión que me parece buena.

Recojo cuerdas y suben Juan primero y detrás pero cerca Carlos con mala cara, se queja del frío en las manos y decide bajar. Juan y yo decidimos subir otro largo y ver que hay por arriba. Juan se pelea con una pendiente de nieve polvo, parece que nada en lugar de escalar. Progresa lentamente unos 8-10 metros y visto lo visto decide que no merece la pena y nos bajamos.

Volvemos al collado donde ya disfruta del sol y la vista Carlos. Recogemos con tranquilidad, bebemos y comemos, son las dos de la tarde y solo nos queda una bajada. La nieve polvo es ideal para esquiar dicen los que esquían muy bien, pero para nosotros supone un pequeño suplicio que llevamos con resignación. Los esquís se hunden y deslizan muy mal, con diagonales y algún giro llegamos a nuestro destino, el coche.

Un café en Escarrilla y un viaje de vuelta  tranquilo nos devuelven a casa. La próxima a Telera.

Enrique Recio


Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

Newer news items:

Última actualización el Martes, 25 de Mayo de 2010 18:57  

Busqueda por propiedades